“En este momento, no hemos encontrado ninguna relación causal con la vacunación y estamos continuando nuestra investigación y análisis de estos casos”, indicó en un comunicado el ente regulador.

La FDA reconoció las informaciones sobre “algunos individuos” que sufrieron trombos y bajos niveles de plaquetas en la sangre tras recibir la vacuna de Janssen:

“Ambas condiciones pueden tener causas diferentes”, aseguró la FDA. “Vamos a mantener al público informado en la medida que tengamos más datos”, agregó.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) indicó este viernes que está investigando un posible vínculo sobre el compuesto de J&J y casos de coágulos.

“Un caso se produjo en un ensayo clínico y tres se produjeron durante la vacunación en Estados Unidos. Uno de ellos fue mortal”, indicó la EMA.

La FDA señaló que el comunicado de la agencia europea se basó en informaciones suyas.

La vacuna de J&J —una de las pocas que se administra en una dosis, y que también fue avalada en Colombia y llegará próximamente– fue autorizada para su uso de emergencia en Estados Unidos a finales de febrero, después de que el regulador diera luz verde a los inmunizantes de las farmacéuticas Pfizer/BioNTech y Moderna.