En los últimos días, una científica estadounidense puso a pensar a millones de hombres alrededor del mundo por cuenta de un libro que publicó para entregar los resultados que arrojaron sus investigaciones en torno a que el tema del pene se está encogiendo con el pasar del tiempo por culpa de la contaminación ambiental.

Se trata de la doctora Shanna Swan, quien se desempeña como profesora de medicina ambiental y trabaja en el Hospital Mount Sinai de Nueva York.

La académica asegura en sus estudios que la sustancia que estaría afectando el tamaño promedio del pene son los ftalatos, sustancias químicas que surgen de la producción de plásticos. Según reseñó el reconocido portal estadounidense TMZ, cuando los ftalatos se exponen al sistema endocrino humano, se ‘enredan’ con el proceso hormonal natural. Para la científica, dicho procedimiento es el que está afectando los genitales masculinos desde hace años.

“Ella cita diferentes hallazgos que contienen estudios realizados por colegas, que dicen que hay una tendencia aterradora de que los bebés de hoy en día nazcan con miembros notablemente más cortos, lo que ella relaciona directamente con los ftalatos que, según ella, se filtran en objetos de uso común e incluso en algunos alimentos que comemos”, agregó el portal norteamericano.

La doctora Swan sostiene en su libro que observó el mismo efecto de los ftalatos en fetos de rata y ahora lo ha evidenciado en los seres humanos. La académica definió tal situación como una crisis en ciernes.

El estudio de la científica estadounidense le está dando la vuelta al mundo en las últimas horas y ha divertido a una buena cantidad de usuarios en las redes sociales ante la relación que hace de esas dos situaciones que muchos piensan que no tendrían que ver entre sí.