Meritxell Martí, experta en dermocosmética, le dijo a Women’s Health que esta condición suele verse como un grano rosáceo o blanco y muchas personas que la padecen piensan que su piel es así.

Por lo anterior, la especialista explicó que la queratosis pilaris “es un estado de sequedad extrema”, que afecta de forma directa al folículo piloso.

Se produce por la falta de hidratación, que sella de forma parcial el poro y esto impide que el vello pueda salir; la obstrucción genera el bulto y este no suele ser doloroso, cómo sí pasa con el acné, detalló Martí.

Meritxell reconoció que para tratar este caso en particular lo mejor es usar productos naturales como la papaya, que contiene la enzima conocida como papaína; solo se puede dejar actuar durante 10 minutos en la piel.

La piña también es una gran aliada, pero esta solo puede estar en contacto con la zona por máximo 5 minutos. Las esponjas de konjac también sirven; no se recomienda hacer uso de cepillos o guantes de crin.

Si ninguna de las opciones mencionadas está al alcance, la vaselina o el aceite de almendras pueden ser una buena alternativa, como mencionó el portal.