Según la W Radio, el estudio asegura que tener relaciones con algún compañero en la oficina ayuda a tener un mejor rendimiento del 65 % en las actividades laborales.

Esto haría que la persona sea más proactiva y quiera destacarse para impresionar a la otra persona.

Los investigadores noruegos e italianos llegaron a la conclusión de que las empresas deberían permitir que sus empleados puedan establecer relaciones sentimentales en el trabajo. 

Sin embargo, hace varios años la doctora Margarita Murillo, consultora en Salud Pública afirmó a Blu Radio, “que si los encuentros sexuales se realizan cuando se tienen “otras relaciones y otros vínculos, la productividad va a empezar a tener problemas y consecuencias”. 

Y añadió que la sexualidad sin ningún vínculo es como un antidepresivo porque con el tiempo se pueden generar fracturas emocionales para las personas.