Para la preparación, la experta en moda del programa dijo que se necesitaba una clara de huevo, una cucharada de miel, dos cucharadas de fécula de maíz y una toalla humedecida con agua tibia, todo muy fácil de conseguir.

Primero, Marcela mezcló la clara de huevo con fécula de maíz hasta que quedó un producto homogéneo y sin grumos, y luego le agregó la miel. Para preparar la piel se puso la toalla húmeda por dos minutos en la cara, lo que ayuda a que se abran los poros.

Según la explicación, la fécula reduce la cantidad de grasa, pues es un astringente natural, y la miel tiene grandes propiedades astringentes.

Teniendo en cuenta que la mezcla va a quedar muy líquida, se recomienda aplicar con mucho cuidado y con movimientos circulares ascendentes.

Espere que el producto actúe durante 15 o 20 minutos y retire con abundante agua. Puede hacerla 2 veces por semana.