Según la experta Alyssa Dweck, consultada por Men’s Health, los lubricantes a base de agua son algunos de los más recomendados y más fáciles de conseguir; también son compatibles a la hora de usar un condón.

Cuando el líquido es de silicona suele tener más durabilidad que el agua, se puede aplicar más de una vez. Se siente más resbaloso que pegajoso y se recomienda para esos encuentros extendidos, sobre todo aquellos en los que habrá sexo anal o agua de por medio. Como aclaró el impreso, no se debe usar con juguetes que sean fabricados con el mismo elemento.

En cuanto a los de aceite, la experta aseguró al medio que “prácticamente el aceite de coco es un lubricante”; dura mucho más en la piel que los de agua o silicona, y no se evapora tan rápido. Sin embargo, Dweck recordó que son estos los que no van de la mano con los condones, pues suelen romperse.

Pese a que normalmente se hable solo de los lubricantes mencionados, la revista especializada en contenido para hombres recordó que existen los híbridos, que son los hechos con agua y silicona; estos son de larga duración y son fáciles de limpiar. No obstante, hay que consultar si son compatibles con algunos juguetes sexuales.