Según explicó el ministro de Salud, Fernando Ruiz, los privados que deseen comprar vacunas tendrán que efectuar todo el proceso de registro en la plataforma Paiweb 2.0, asumir el diligenciamiento del consentimiento de la persona y las condiciones estipuladas en el contrato de negociación.

Además, solo podrán comenzar a aplicar vacunas cuando haya finalizado el proceso de agendamiento, y hasta que ese ministerio defina el momento específico para hacerlo.

Otro tema del que habló el ministro Ruiz, en el programa ‘Prevención y Acción’ de este martes, es que en caso de que la persona presente algún efecto adverso al biológico, el privado deberá tener un plan de atención ya trazado.

“Todos aquellos que presenten una reacción adversa deberán tener, por parte del privado, especificada la ruta de atención para poder hacer la respectiva atención por parte del sistema de salud, de las EPS e IPS, además de ser reportado el caso al Instituto Nacional de Salud y al Invima”, precisó el funcionario.

Esta aclaración quedó consignada en la resolución 507 de 2021 que emitió el Ministerio de Salud, y medios como W Radio aseguraron que uno de los argumentos es que estas vacunas no las compra el Gobierno, que desconoce la cadena de frío para conservarlas y que los privados deberán usar un modelo alterno al plan nacional de vacunación.

La emisora dijo que esta decisión provocó “malestar en el sector privado”, y que varios empresarios le confirmaron que, incluso, “estarían pensando en desistir de su apoyo al plan de vacunación debido a las dificultades que les genera tener que asumir ese riesgo”.

Esta fue la aclaración que hizo el ministro Ruiz sobre el tema.