El metanol es un compuesto químico, que se conoce como alcohol de madera y no es apto para el uso tópico y, como indicó la FDA, en caso de que sea ingerido “puede ser mortal”.

Con lo anterior claro, es importante destacar que la entidad hizo pruebas en varios desinfectantes que se encuentran actualmente en el mercado para prevenir el COVID-19 y “han dado positivo por contaminación del mencionado producto.

Según los registros de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) algunos adultos y niños que han tenido contacto con metanol tuvieron que recibir atención médica, aunque algunos no tuvieron mayores complicaciones otros presentaron ceguera o murieron.

“El metanol no es un ingrediente activo aceptable para los desinfectantes de manos y no debe usarse debido a sus efectos tóxicos”, explicó la agencia, quien aseguró que pronto dará más información al respecto y que al menos 75 marcas pueden ser tóxicas; para verla lista haga clic aquí.

En el documento, la FDA también recomendó a quienes han tenido contacto con el compuesto y que presenten síntomas como náuseas, vómitos, dolor e cabeza, visión borrosa, ceguera o convulsiones, ponerse en contacto con un profesional de la salud.

El CDC (Centers for Disease Control and Prevention) recomienda usar desinfectantes para manos que tengan una concentración de etanol de al menos un 60 %.