Sin embargo, poner papel higiénico en la cisterna no es muy efectivo para evitar las bacterias y los gérmenes, según Bright Side, un canal de YouTube que resuelve dudas sobre diferentes temáticas.

El papel higiénico “absorbe la humedad, lo que lo convierte en un excelente lugar para que los microbios se reproduzcan”, explica Bright Side, y añade que incluso la piel es una mejor barrera para ellos, pues “los organismos microscópicos no pueden atravesarla”.

De acuerdo con ese canal, todo estará bien siempre y cuando el ‘bizcocho’ esté seco y las personas no tengan cortes en las piernas o en las caderas.

Bright Side también ofrece una solución para aquellos que definitivamente no quieran tocar la cisterna: usar pañuelos sanitarios para limpiar el asiento antes de sentarse.

Asimismo, da un ‘tip’ para evitar que los gérmenes se esparzan en el baño luego de usarlo. Este consiste en bajar la tapa del inodoro antes de descargar el agua; de esa forma el agua de la cisterna no salpicará y tampoco contaminará todo a su alrededor.