Según un estudio hecho por la Universidad Purdue, que fue publicado en Scientific Reports, las cucarachas se están volviendo inmunes, pues su sistema de defensas está en constante evolución y se hace cada vez más fuerte a las amenazas.

El registro se consiguió luego de que los científicos expusieran a dichos animales a diferentes tipos de insecticidas. Ellas desarrollaron una resistencia no solo a esos químicos sino a otros similares. Además, la evolución en su sistema logran transmitirla a su descendencia.

Las cucarachas desarrollan resistencia a múltiples clases de insecticidas al mismo tiempo; harán que el control de estas plagas sea casi imposible“, dijo Michael Scharf, y agregó que pronto llegará lo que él llamó la “era global de la cucaracha“.

Al tratar de exterminarlas aumentaban hasta 6 veces su capacidad de resistencia, lo que es un peligro a no muy largo plazo, pues cada hembra puede dar de 200 a 300 crías en su vida.

La resistencia de estos insectos se está convirtiendo en un problema a nivel mundial; si antes con el control de plagas se registraba un incremento en su población, ahora, sabiendo que los químicos no están acabando con ellas, el panorama empeora (sobretodo en poblaciones pobres); se deberán crear trampas o aspiradoras especiales para su exterminio.