En un boletín de prensa del Ministerio, José Alejandro Mojica, infectólogo de la subdirección de enfermedades transmisibles, aseguró que sí es posible que una persona se infecte con COVID-19 luego de aspirar el humo del cigarrillo o vapeador expulsado por una persona contagiada.

“Según el Comité Nacional Contra el Tabaquismo de Francia (CNCT), los fumadores infectados por el coronavirus podrían ser fuente de contagio y de una contaminación mayor, debido al humo exhalado”, cito el especialista en el documento.

Todo indica que los fumadores pasivos estarían totalmente expuestos al contagio, esto, porque el COVID-19 permanece activo en el humo, como lo está en las micropartículas expulsadas al toser o estornudar.

Además, el experto aseguró que no solo ocurre con el residuo expulsado por fumar cigarrillo, también se produce el mismo efecto con los vapeadores.