En una entrevista con CNN en Español, el doctor Elmer Huerta aseguró que el pan luego del salir del horno está libre de virus; no obstante, aclaró que si no se tienen en cuenta luego las medidas de bioseguridad podría infectarse con saliva o secreciones.

El especialista también recordó que la mejor forma de eliminar cualquier tipo de amenaza en el producto es tostándolo, pues la temperatura a la que se hace ayuda a que el virus muera y no afecte la salud de quien lo consume.

Cabe mencionar que el epidemiólogo Leonardo Núñez le dijo a Pulzo que las temperaturas superiores a 50 grados centígrados son las ideales para evitar la presencia de COVID-19 en los alimentos.

Conozca un poco más sobre la pandemia el siguiente video: