Durante la conversación con este medio, el especialista aseguró que “no es momento para medirse ropa”, así que si no es necesario, las personas no deberían estar pensando en esto, pues estaría exponiendo su salud y la de otras personas.

En el caso de que sea algo de fuerza mayor, Núñez explicó que la persona jamás debería quitarse su tapabocas y tendría que evitar que este se mueva de su posición, pues el rostro se pondría en contacto con la prenda.

La ropa puede estar impregnada con cualquier microorganismo. Cada pieza que se mida una persona deberá ser lavada y volverse a poner en la vitrina“, aseguró el epidemiólogo, quien también comentó que esto no sería rentable para ninguna tienda.

Como última recomendación, el experto dijo que es importante lavar la ropa antes de usarla para evitar cualquier tipo de riesgo.

“Prevenir es el compromiso como ciudadano del planeta”, concluyó.