En la edición 1.725 de la revista Carrusel se habló de estas místicas piedras, que son usadas hasta por fabricantes de relojes para impulsar el buen funcionamiento de las máquinas, lo que ha llevado a pensar que son una gran fuente de energía, hasta para las personas.

Por lo anterior, el medio recordó que personajes como Katy Perry, Kim Kardashian y Victoria Beckham han hecho uso de estas piedras que regala la naturaleza para equilibrar sus energías; para esto sirve cada cristal, según su color:

  • Rosa: es el amor, y no solo el que se da, sino el propio. Despierta la incondicionalidad de este sentimiento.
  • Selenita: es el indicado para alejar las malas vibras, por lo tanto, ayuda a derribar obstáculos e impulsa la creatividad de su portador.
  • Turquesa: encargado de juntar mente y cuerpo como un todo, lo que ayuda a desarrollar una mejor comunicación. La salud también se estabilizará.
  • Turmalina: especial para las personas ansiosas; bloquea los temores, malas energías y equilibra el pensamiento en momentos de estrés.
  • Sanguinaria: como su nombre lo dice va dirigido a la sangre, que conecta todo el organismo y da bienestar.
  • Transparente: busca precisamente lo que refleja: la sabiduría y un paso hacia la meditación.
  • Ahumado: transforma lo negativo en positivo. Perfecto para bloquear pensamientos malos.
  • Citrino: es ideal para quienes carecen de confianza en sí mismos. Ayuda a que sus proyectos se den en buen término y a disfrutar más del presente.
  • Amatista: activa la intuición, por lo tanto, ayuda a percibir oportunidades y personas poco convenientes.
  • Aventurina: como su nombre indica, permite crear nuevas oportunidades, tanto con relaciones como en la vida en sí. Da suerte.
  • Shungite: es la nueva integrante de la familia. Bloquea “la energía magnética”, así que es ideal para tenerla cerca al computador o aparatos electrónicos.

Sí, son muchas las opciones y por esto el impreso recomendó dejarse guiar por sus instintos y escoger como compañera a la que más le haga vibrar; todo es cuestión de energías.

Luego de haber eso ese ‘match’, deberá limpiar el cristal de cualquier energía que la haya tocado, mietiéndola en agua y dejándola bajo la luz de la luna durante varias horas.

Al momento de activarlos y apropiarse de ellos, el portador lo colocará en sus manos, lo acercará hasta su nariz y boca, inhalará y exhalará lentamente por lo menos tres veces.