Son varias recomendaciones que los expertos en nutrición entregan a los empleados que tienen este tipo de trabajos. Según La República, una de las más importantes es llegar a la oficina desayunado y no esperar a comenzar a trabajar para hacerlo.

Además, debería no almorzar en ese mismo escritorio y frente al computador porque se estaría haciendo un proceso mecánico en donde la persona deja de ser consciente y “no quedaría satisfecha con su alimentación”, dijo al medio la nutricionista Consuelo Pardo.

Durante la jornada laboral, es vital que el trabajador tenga en su puesto de trabajo una botella de agua y beba paulatinamente para ayudar con su digestión, añadió el diario.

Sumado a ello, las comidas del día deben ser planeadas y la persona debe evitar los alimentos de máquinas o de la cafetería, “en donde solo suelen vender azúcar y grasas”, señaló La República.

Estas comidas deben ser balanceadas y estar compuestas por cereales, pastas, legumbres, frutas, verduras, carnes, lácteos y azúcares.