Los expertos le dijeron a Vogue España que es común que las personas desgasten horas en el gimnasio y no vean resultados en sus glúteos, y es que hay varios factores que afectan su crecimiento muscular. No todo depende de los ejercicios y sí del reconocimiento del cuerpo.

Roales y Lordén agregaron al medio que lo primero que se debería hacer antes de forzar las nalgas es activar sus músculos, pues muchas veces las personas se ejercitan, pero sufren de lo que llaman amnesia glútea, que es la falta de conciencia sobre esta parte del cuerpo.

Para poder identificar bien la zona, los especialistas recomendaron tocar cada centímetro y enfocarse en sentir esa parte que desea que crezca; a esta técnica se le conoce como ‘Systematic touching training’ y su fin es “mejorar las conexiones neuronales”.

Otra forma de conocer más los glúteos es con el sistema “exprimir”, que consiste en, estando de pie, colocar la punta de los pies mirando hacia afuera, intentar apretar el piso con los pies, llevar la pelvis hacia adelante y apretar las nalgas lo más fuerte posible.

Luego de que los músculos sean identificados será más sencillo seleccionar los ejercicios que más le favorecen, por lo que el entrenador y la nutricionista recomendaron no hacer muchos de cardio e incrementar los de fuerza, puesto que se corre el riesgo de llevarse la “masa muscular de camino”. Subir escaleras o correr en pendientes son una buena opción.