El especialista recordó al medio que no todas las personas usan los implementos de bioseguridad requeridos para mercar, así que el virus podría estar en la superficie de cualquier alimento o empaque; incluso, hasta el mismo carro de compras.

En el caso del acero y el plástico, que son usados para conservar varios alimentos, la COVID-19 podría vivir durante al menos 72 horas, tiempo que se debería esperar para poder consumir lo que hay en su interior.

Si la persona tiene dudas de los cuidados que tienen los supermercados con los productos y, por simple seguridad, el comprador debería mezclar dos cucharadas de cloro en un litro de agua; el producto obtenido será útil para limpiar las compras.

En el caso de los vegetales, Huerta le dijo al informativo que son los que mayor riesgo tienen de tener coronavirus, así que se deberán lavar con abundante agua, ya sea fría o tibia.

Como recomendación extra, el médico recordó que es importante limpiar las manijas del carro del supermercado con alcohol antes de usarlo, y agarrar los productos que están al fondo de los estantes.

Cabe mencionar que las recomendaciones son necesarias ante los rebrotes del virus que se han presentado en el mundo, aunque expertos han comprobado que los alimentos cocinados a altas temperaturas no acarrean ningún tipo de riesgo.