De acuerdo con el portal local CTPAHA, las imágenes se conocieron el pasado 25 de mayo y tuvieron lugar en una de las oficinas de Nova Poshta.

En el video, profusamente compartido en redes, se ve que la mujer, irritada porque no la atendían, decidió quitarse el pantalón, luego sus calzones y ponérselos como tapabocas, todo al frente de la gente que estaba en el lugar.

Según el mismo medio, una empleada de Nova Poshta le llamó la atención por no usar el protector, que es de uso obligatorio en toda Ucrania por la pandemia del COVID-19.

Un portavoz de Nova Poshta le dijo a CTPAHA que la mujer rechazó el tapabocas gratuito que le ofrecieron a la entrada de la oficina.

Por último, publica el medio ucraniano, las autoridades identificaron al empleado de la compañía postal que filtró el video y podría ser despedido por esta situación.

A continuación, el video donde se ve a la mujer desvistiéndose, para luego utilizar su tanga como tapabocas: