En la imagen dentro del avión que había partido de México y al que le fallaron los motores se aprecia a varios pasajeros que oran en medio de la emergencia, excepto un hombre de mediana edad en primer plano, que apenas huele el peligro se comienza a tomar el contenido de la botella como si fuera agua, es decir, de ‘fondo blanco’.

Lo que llama la atención es que al presentar los titulares, el noticiero solo se fija en que los pasajeros están asustados, mas no en la particular imagen del hombre que se prepara para lo peor de una manera bien diferente a la de sus compañeros de infortunio.

Al parecer, la emergencia no pasó del susto. Solo habría que ver si el licor le hizo efecto al asustado (y sediento) pasajero, o qué tanto contenido de la botella se alcanzó a tomar.

Este es el video: