Según explicó la propia azafata, llamada Yulia, se trata del fuego de San Telmo, un fenómeno natural  poco frecuente que puede asustar a cualquiera que no esté familiarizado con el mundo de la aviación.

En el video publicado por la rusa, capturado desde la cabina de un avión, se pueden ver varias ráfagas de color azul, como si parecieran relámpagos. 

Según un piloto consultado por Yulia, que le aclaró que no era un rayo, este fenómeno aparece “debido a las luces estroboscópicas durante el vuelo bajo condiciones de nubosidad”.

Todos los pilotos que consultó la azafata coincidieron en que el fuego de San Telmo no es peligroso, ya que generalmente no causa ningún daño a los aviones, pero algunas veces sí lograr asustar a los pasajeros en pleno vuelo.

El video de Yulia tiene más de 11.000 reproducciones en su Instagram, pero también fue compartido profusamente en otras redes sociales: