El delincuente le pide a la trabajadora que lo conduzca donde se guarda el dinero y lo deposite en un bolsa.

En el momento cuando la mujer está sacando el dinero, un empleado se le lanza con fuerza al sujeto y lo empuja al suelo de la cocina.

Allí, el joven trabajador le da unos fuertes golpes en la cara y le alcanza a quitar la máscara. El criminal no tiene otra opción que cubrirse el rostro con sus manos. 

Otro empleado interviene y entre los dos le quitan el arma al delincuente, cuya sangre se ve en el suelo de la cocina.

Finalmente, el valiente trabajador toma la pistola y le ordena al criminal que se vaya del local.

El hombre alcanzó huir del lugar y por ahora se desconoce si fue capturado por las autoridades mexicanas, informó el Daily Mail.

Este es el video del robo. Se recomienda discreción por el contenido violento de las imágenes.