Todos los viernes, entre las 8 y 10 de la noche, las personas que estén dispuestas a encontrar pareja en un supermercado lo podrán hacer gracias a la tienda Geniesserwerk de Volkach, publica el diario Clarín, que a su vez cita a la agencia de noticias alemana dpa.

Estos interesados en el amor deberán, a la entrada, pegarse un corazón en su ropa. De esta manera, las otras personas sabrán que están abiertas a entablar una conversación, más allá de preguntar dónde está tal alimento.

“Después de todo, el confinamiento y las restricciones de contacto no facilitan la búsqueda de pareja en estos momentos”, dijo el subdirector de la tienda, Steven Schellhorn, a dpa.

Incluso, explicó Schellhorn a esa agencia, si una persona sufre de pena y siente que no le puede hablar a la persona que le pareció atractiva, puede dejar en una de las cajas su número y cuando esta persona vaya a pagar, se le informará que hubo alguien interesado.

“Creo que es una buena distracción”, expresó un empleado del supermercado, que también lleva un corazón rojo en su pecho.

El subdirector de la tienda alemana señaló que esta oferta existe desde hace 2 años, pero indica que hasta ahora los clientes empezaron a aprovechar esta dinámica. Por la pandemia del coronavirus, el juego con los corazones se convirtió en un elemento de atracción y distracción, finaliza dpa.