Angela Merkel hizo estas declaraciones en una reunión con el grupo de trabajo de Interior del bloque de diputados conservadores en el Bundestag (cámara baja alemana) en la que defendió la necesidad de aplicar “medidas duras” durante los próximos dos meses.

“Si no logramos parar esa variante británica, tendremos para Semana Santa una incidencia 10 veces mayor. Necesitamos aún entre 8 y 10 semanas de duras medidas”, aseguró la canciller según personas presentes en el encuentro.

Endurecen medidas sanitarias en Alemania

Alemania inició este lunes una fase más estricta de su segundo confinamiento, en la que se prolongan hasta el 31 de enero las medidas vigentes a la vida pública y la actividad económica, y se endurecen algunas de ellas. La incidencia acumulada en los últimos siete días ha repuntado hasta los 164,5 casos por cada 100.000 habitantes.

La cultura, el ocio, la gastronomía, los comercios no esenciales y los colegios permanecen cerrados; y las reuniones privadas se han limitado a los convivientes más una persona de fuera del domicilio.

Además, los residentes de los distritos con un incidencia acumulada en siete días de más de 200 casos por cada 100.000 habitantes -como puede ser el caso de Berlín a partir de hoy- no pueden alejarse más de 15 kilómetros de su localidad.

Merkel y los jefes de los 16 Ejecutivos regionales tiene previsto volver a reunirse el 25 de enero para analizar la evolución de la pandemia y decidir el camino a seguir.

La canciller, que ha favorecido siempre la vía estricta frente a los “Länder”, apuntó en su encuentro con los diputados conservadores a una prolongación de entre ocho y diez semanas de las restricciones, esto es, hasta principios o finales de marzo.

En esa misma línea se pronunció en una entrevista este martes en los medios del grupo Funke la presidenta de la Asociación Profesional de los Médicos de Servicios Públicos, Ute Teichert:

“No estoy segura de que a finales de mes podamos llegar al final del confinamiento”.

Merkel hizo un pronóstico sobre la evolución de la pandemia a finales de septiembre (19.200 casos diarios para diciembre) que fue recibido entonces con escepticismo y que finalmente la realidad superó. También dijo en diciembre que la pandemia cambiaría el equilibrio de la economía mundial.

Alemania registró 12.802 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas y 891 muertos. Acumula 1.933.826 contagios por Sars-CoV2 y 41.577 fallecidos, según cifras recogidas por la Universidad Johns Hopkins.

Para aliviar la crisis a los bolsillos de los ciudadanos alemanes, la canciller Angela Merkel promueve el teletrabajo y prometió devolver impuestos a quienes trabajan desde la casa.

En este video de la Deutsche Welle se aprecia cuando la canciller alemana anunció hace un mes el endurecimiento de las medidas, no sin antes disculparse con sus compatriotas por las molestias causadas: