La pintura, que data del siglo XIII y que una anciana descubrió en la cocina de su casa, en Francia, se subastó a un precio mucho mayor del que fue valorada (entre 4 y 5 millones de euros), informó The Guardian.

El diario británico añadió que esa obra, que también suele traducirse al español como ‘El engaño a Cristo’, se convirtió en la pintura medieval más cara jamás vendida.

El mismo medio recordó que Cimabue también era conocido como Cenni di Pepo y “fue uno de los artistas pioneros del Renacimiento italiano temprano. Solo se le han atribuido 11 obras pintadas sobre madera, ninguna de ellas firmada”.

‘El Cristo Burlado’ es una pintura al temple sobre un fondo de oro que hace parte de una de las 8 escenas que trazó Cimabue para representar la pasión y crucifixión de Jesús, indicó AFP.

Actualmente, 2 de esas escenas cuelgan en la Galería Nacional de Londres (Inglaterra) y en la Colección Frick, en Nueva York (Estados Unidos).

En los últimos años, esta pintura estuvo colgada entre el salón y la cocina del hogar una anciana, cuya familia siempre pensó que se trataba de una obra sin ningún valor artístico especial.