El cuadro estuvo por varios años encima de una placa calefactora para cocinar hasta que la mujer le prestó más atención las últimas semanas y decidió llevarla a unos expertos para que la examinaran, informó el Daily Mail. 

Según el mismo medio, la anciana pensó que se trataba de un ícono religioso muy antiguo que perteneció a su familia por generaciones. 

Los especialistas le dijeron que se trataba de una pintura del siglo XIII, y que tiene un precio entre 4 y 6 millones de euros (unos 22 mil millones de pesos), agregó el mismo medio. 

De acuerdo con el informativo, la obra hace parte de una de las 8 escenas que representan la pasión y crucifixión de Cristo. 

El medio resalta que 2 escenas de la obra de Cimabue, también conocido como Cenni di Pepo, cuelgan en la Galería Nacional de Londres (Inglaterra) y en la Colección Frick, en Nueva York (Estados Unidos).

Por ahora, la afortunada mujer espera que se organice una subasta y vender la obra por millones de euros.