En la grabación se ve cómo la empleada intenta retirar con unos cucharones el encendedor en una mesa en la que estaban los comensales y se preparaba la comida.

La alta temperatura de la olla hizo que el mechero explotara y salpicara caldo caliente en la cara de la trabajadora y los clientes.

En el incidente, la camarera y uno de los que departían en la mesa sufrieron quemaduras leves. Ambos fueron trasladados a un hospital y ya se recuperan de sus heridas, informó el Daily Mail, citando medios locales.  

Ante estos hechos, el restaurante informó que implantará un programa de capacitación a sus empleados en el manejo de esas ollas para evitar este tipo de accidentes, indicó el medio inglés.

El mismo medio explicó que la temperatura de estas ollas, a fuego lento, pueden llegar a 200 grados centígrados. Esto hizo que el encendedor explotara en cuestión de segundos.