En las imágenes se ve al individuo, identificado como Jerel Heywood, abrir la primera puerta de la casa cuando aparece la serpiente y lo muerde en el rostro.

Heywood se toma la cabeza con las manos e ingresa rápidamente a la vivienda. En la grabación se alcanzan a escuchar sus exclamaciones de dolor.

Luego, se ve a varios vecinos a las afueras de la casa y uno de ellos tiene un martillo, que lo utiliza para golpear al animal y alejarlo de la residencia.

De acuerdo con el medio Oklahoma News, Heywood fue trasladado a un hospital, en donde le dijeron que la serpiente no era venenosa, y que se encuentra bien.

“Sin puntada, afortunadamente, pero me limpiaron bastante bien. Estoy tomando antibióticos”, comentó Heywood al medio estadounidense.

El reptil estaba escondido en un lámpara que está ubicada en la entrada de la casa, y se asustó cuando ingresó Heywood, agregó el mismo medio.