En uno de los momentos, el camarógrafo se acerca al lugar para tener una mejor toma, pero el perro no se lo permite y le ladra varias veces para que se aleje.

“Cada vez que caminábamos hacia allí, el perro negro querría mordernos”, indicó una testigo al portal chino Pear Video, declaración que rescata el Daily Mail.

Al parecer, el canino estuvo varias horas al lado de su compañero hasta que las autoridades ambientales recogieron el cadáver.

De acuerdo con el medio británico, no se sabe si los perros vivían en la calle o estaban perdidos.

El informe preliminar del accidente indicó que el animal se atravesó en la carretera y un carro lo embistió. Por ahora, se desconoce la identidad del conductor.