De acuerdo con el diario local New18 TV, la perra, de 2 años y de raza pitbull, se interpuso en el camino de la serpiente, que tenía la intención de entrar a la casa, donde sus amos dormían.

Nong Horm, como se llamaba la can, estaba en la última etapa de su embarazo y tenía en su vientre unos 10 cachorros, detalla el mismo medio.

El animal domestico fue encontrado muerto, con varias picaduras, junto al cadáver de la venenosa cobra de más de un metro de largo, indica el rotativo tailandés.

Suriyon Chanthakhet, de 35 años y amo de Nong Horm, publicó fotos de la desgarradora escena en su cuenta de Facebook, en una de las cuales se lo ve acostado y desconsolado junto al cuerpo muerto de la perrita. “Es una gran pérdida, Hom era parte de la familia”, escribió el sujeto, citado por New18 TV.

Desafortunadamente, los cachorros no pudieron ser salvados debido a que el veneno de la cobra acabó en minutos con la vida de la pitbull, finaliza ese medio.