El video, que se viralizó en todo el mundo, fue grabado por uno de los feligreses de ese templo y en este se ve al pastor bañándose semidusnudo dentro de un bidón de color azul.

Luego de  sumergirse varias veces en el agua, el religioso le pide a los presentes que se aproximen a él, uno tras otro, para sacar agua del bidón en unos vasos y beber de ella, porque se convirtió en “bendita”, según publica el portal local Yen.

Sin titubear, los fieles hicieron una fila para beber de esa agua. Mientras pasaban y el pastor les daba una bendición, los demás cantaban y aplaudían.

Este hecho generó todo tipo de comentarios en redes sociales, desde burlas, hasta repudio e incluso algunos que pidieron respeto por las creencias de los demás.

Este es el video, publicado por la cuenta de Instagram @lindaikejiblogofficial:

View this post on Instagram

and they did!

A post shared by Lindaikejiblog (@lindaikejiblogofficial) on