Un video que Ben compartió en Facebook muestra que su compañero lo chocó cuando descendía a gran velocidad; en seguida, un tercer paracaidista lo atrapó en el aire y lo puso a salvo.

En una primera publicación, el hombre contó que el violento golpe provocó que perdiera la memoria durante 3 días y aseguró que alguien lo “cuidó ese día”, refiriéndose a una presencia divina.

Ben también manifestó que si él y su compañero hubieran seguido la regla de mantener una distancia de 1,8 metros, no le hubieran dado un rodillazo a más de 320 Km/h. Al hacer ese comentario, el paracaidista quiso bromear con el aislamiento que actualmente se vive en el mundo debido al coronavirus.

Andy Locke, el paracaidista que grabó la escena, aseguró en Facebook que el video lo registró en 2014, pero que no lo había publicado a petición de Ben: él no quería que su familia lo viera y se preocupara.

A continuación, las imágenes: