Al parecer, luego de que Pérez publicó las primeras fotos, donde se ve claramente el volcán del Nevado del Tolima, muchos internautas lo criticaron y zanjaron que esa no era una foto real, que estaba editada.

Por ello, el fotógrafo con más de 30 años de experiencia salió al paso y demostró que esas fotos fueron tomadas por él, con una cámara Canon 90D y un lente zoom Tamron 150-600 milímetros diafragma 5 – 6.3.

“Quiero dejar en claro (sic) que en mis 30 años de experiencia nunca he tenido que engañar a los lectores. Gracias a mi compañero José David, quien me tomó esta foto justo en el momento que hice la hermosa fotografía del Nevado del Tolima. Solo quiero que aquellos que dudaron de mi ética, jamás duden del profesionalismo de los periodistas que sí la ponemos en práctica”, detalló Pérez

“Esta mañana en mi recorrido diario me encontré con esta belleza natural, está tan limpio el aire en la capital que se observa el nevado del Tolima…”, escribió Inaldo Pérez en su cuenta de Instagram.

Bogotá, como todo el planeta, se ha visto beneficiada por la cuarentena que se ha decretado para evitar la propagación del coronavirus, pues la calidad del aire ha mejorado tanto que por fin se levantó la alerta amarilla ambiental.

Incluso, la Secretaría de Ambiente de Bogotá informó en días pasados que también disminuyeron  los niveles de ruido ambiental entre un 65 y 75 % en el día, mientras que en la noche la reducción ha alcanzado hasta un 95 % en algunos puntos de la ciudad.

Esa entidad destacó este mismo martes que “gracias al compromiso ciudadano y a las condiciones meteorológicas, Bogotá sigue manteniendo niveles favorables en la calidad del aire, dejándonos diariamente un paisaje espectacular”.