En las imágenes se ve cómo el oso pardo negro se acerca a una camioneta, que está estacionada a las afueras de una casa. 

Luego, el animal se para en 2 patas y abre, como si fuera una persona, las puertas del vehículo para ingresar y buscar comida. 

Finalmente, el mamífero come algo y sale caminando tranquilamente hacia unos matorrales. 

De acuerdo con el portal ViralHog, el oso no atacó a nadie y no se presentaron mayores inconvenientes. 

En la zona donde ocurrió el hecho queda cerca el Parque Nacional Great Smoky Mountains. Allí, habitan alrededor de 1.600 osos negros, informó el Daily Mail. 

Por tal motivo, no es extraño que estos animales exploren y busquen comida en esta parte del país. 

El video fue compartido en YouTube y ya tiene más de 4.000 reproducciones en la red social: