El lamentable hecho ocurre en la paradisíaca y muy visitada isla de Phuket, en Tailandia, y fue denunciado por Peta, organización que protege los derechos de los animales, según publica Actualidad RT.

La página de YouTube de esa organización en Asia publicó un video, que se viralizó en redes, donde se ve al mono, llamado Ning Nong, siendo obligado a hacer esos ejercicios, solo con el objetivo de entretener a los turistas que visitan esa isla.

Jason Baker, vicepresidente de campañas internacionales de Peta, pidió a las agencias de viajes y a los turistas no promocionar ni visitar lugares donde usen animales salvajes para fines de entretenimiento, indica el mismo medio.

Según Peta Asia, los simios como Ning Nong son separados de su madre al poco tiempo de su nacimiento y además les quitan los dientes para que no puedan defenderse, finaliza RT.