Es la pieza que me falta y ahora finalmente la tengo. Significará mucho abrir mis regalos este año porque cuando era más pequeña siempre fue difícil. Quitar el envoltorio siempre fue una lucha y mi familia solía tener que soltarlo un poco para que yo pudiera quitarlo”, dijo la pequeña, nacida en Stoke-on-Trent (Inglaterra), al diario The Mirror.

En septiembre del este año, Hollie cumplió su sueño de tener un brazo biónico. Fue la empresa tecnológica, Open Bionics, la que se lo puso luego de que un donante anónimo cubrió el costo total de este, explicó el mismo medio.

Steve Lownds, padre de la menor y de 34 años, que ha publicado en su Facebook parte de ese proces, expresó al rotativo británico: “Esta Navidad será muy especial para ella. Todo lo que ha podido hacer anteriormente es usar su codo derecho hacia abajo para fijar la caja y abrirla con la mano izquierda. Ahora podrá abrir sus regalos correctamente”.

En estos últimos meses, Hollie estuvo aprendiendo a usar sus músculos para que pueda operar con su brazo biónico al mejor estilo de Ironman y ya hasta puede montar bicicleta.

Fue un momento increíble. Ahora le dará mucha más independencia”, dijo Steve al contar que su hija lloró cuando recibió el regalo por parte de la compañía tecnológica y el donante anónimo, detalla Mirror.

Por último, indica ese diario, la familia Lownds está recaudando otras 8.000 libras (un poco más de 34 millones de pesos colombianos) para pagar la garantía del brazo biónico. Además que se tendrá que refabricar cuando la niña crezca.