El altercado se presentó en una zona residencial de la ciudad y fue captado por una cámara de seguridad.  

En las imágenes, Kirchner está caminando y al ver a su vecino, identificado como Josh Klingseisen, le hace el polémico gesto y sigue su recorrido. 

De acuerdo con el medio CBS News, los vecinos tenían antecedentes de problemas de convivencia desde hace tiempo. De hecho, la novia de Kirchner tiene una orden civil que le prohibe tener contacto con Klingseisen. 

Klingseisen aprovechó la oportunidad de la amenaza con el dedo y presentó el caso ante un tribunal. 

Según el medio estadounidense, el hombre adjuntó como pruebas el video de la cámara de vigilancia y los testimonios de 2 personas que vieron el hecho y llamaron a la policía ante una posible amenaza. 

“Kirchner actuó con un desprecio temerario y provocó un riesgo de alarma pública. Concluimos que existen pruebas suficientes de que la acción de Kirchner imitando una pistola creó una condición peligrosa”, indicó el documento judicial, información que cita RT en Español.  

Kirchner tuvo que pagar una multa de 100 dólares (343.242 pesos colombianos) y tendrá que ir regularmente al tribunal, indicó el mismo medio. 

“Tengo 63 años y nunca tuve nada, ni siquiera una multa de tráfico. Ahora tengo una conducta catalogada como desordenada”, puntualizó Kirchner al portal.