Las imágenes, publicadas en Facebook, muestran que Kim Dwyer, la tía, agarró de los brazos al niño y lo jaló justo al último segundo, evitando la embestida.

En entrevista con el portal Stuff.co.nz, Kim manifestó que el carnero apareció “de la nada” y que tanto ella como su hermana (que grababa en ese momento) estaban enfocadas en el niño.

El medio reportó que los tres abandonaron el lugar de inmediato, no sin antes reírse un poco de lo sucedido.

Sarah Purdy, gerente de la reserva, se refirió a lo ocurrido y manifestó a Newshub que no creía que el carnero quisiera atacar al menor: según ella, lo más probable es que el animal estuviera corriendo por comida y en el camino se “topó” con el niño.

Estas son las imágenes de lo ocurrido: