La mujer apostó los números 03, 20, 26, 27 y 32 en la lotería del pasado 12 de agosto y se llevó el premio mayor, que consiste en recibir un cheque mensual por 10.000 libras esterlinas (42,5 millones de pesos). Ella obtendrá ese dinero, sin mover un dedo, por los próximos 30 años, informó Metro.

Vicky le contó a ese medio que le informaron sobre su victoria a través de un correo electrónico. Ella lo leyó en la noche, cuando estaba “medio dormida”, así que no se percató del premio que se había ganado.

Al despertar en la mañana, ella revisó de nuevo su correo y descubrió que su vida financiera estaría resulta durante 3 décadas. Emocionada, despertó a su esposo y le contó la noticia. Él pensó que se trataba de unas cuantas libras esterlinas, pero ella le confirmó que no era así, indicó Daily Mail.

La británica, que se desempeña como asistente administrativa, le dijo a ese medio que, a pesar de la millonada que recibirá, seguirá trabajando para ganar su propio dinero.

Ella también sostuvo que, con el dinero ganado, cambiará a su hijo de colegio (a uno mejor, por supuesto) y, además, comprará su propio carro para evitar que su marido tenga que llevarla a la oficina.

Por último, manifestó al diario que no descarta ir a Budapest, a donde siempre ha querido viajar.