La británica contó que descubrió ese pliegue en su seno izquierdo cuando se encontraba en el baño: tenía una toalla alrededor de su cuerpo y esta se le cayó; justo en ese momento, ella vio la marca en el espejo, informó Daily Mail.

“Después de haber tenido hijos, pensé solo era una estría, hasta que levanté el brazo. No me gustó para nada su aspecto”, comentó la mujer, citada por el diario inglés.

Al observar repetidamente esa ‘estría’, Demelza se percató de que había un pequeño bulto en su seno, por lo que de inmediato se comunicó con su médico para averiguar qué podría ser; varios exámenes confirmaron que Demelza tenía cáncer de seno, indicó el medio.

A la mujer le dieron ese diagnóstico a finales de abril de este año y poco después, a mediados de mayo, le hicieron una cirugía para extirpar el tumor, reportó Metro.

Demelza señaló que quiso contar su historia para concientizar a las mujeres de que es vital examinar sus senos para estar atentas frente a cualquier cambio en ellos, recogió el medio.

“Solo revisen sus senos. Es muy importante que las mujeres no dejen de hacerlo. Solo se necesitan dos minutos para revisarlos”, concluyó la mujer.

Esta es una foto de la marca que descubrió hace unos meses: