En la grabación, que fue compartida por el medio RT en Español, Reno cuenta que dejó estacionado su carro en el parqueadero de una cafetería para ir a recoger a su hija.

Al regresar, la mujer narró que su vehículo ya no estaba, junto con su bolso y celular porque estaban en el interior.

A pesar de que Reno reportó el robo a la policía, ella decidió rastrear a los delincuentes por medio de las tarjetas bancarias y la localización de su celular. 

En medio de sus averiguaciones, una trabajadora de una gasolinera le comentó que había escuchado a las sospechosas decir que se dirigían a un restaurante. 

Reno llegó al establecimiento comercial y vio su carro estacionado, además de una señora que tenía su bolso.

La mujer tomó su carro porque aún conservaba las llaves y se fue del lugar. Luego llamó a la policía, que arrestó a los ladrones, informó el medio KCTV News. 

Las delincuentes dejaron en el interior del carro basura, ropa sucia y unas cajas de cerveza, agregó el mismo medio.