Zackrydz Rodzi, de 20 años, se llevó una sorpresa al no ver a su teléfono celular en la mesita de noche, pero la sorpresa fue mayor cuando oyó que el timbre sonaba muy cerca de su casa, detrás del jardín, que colinda con una zona boscosa del país asiático ubicado sobre el mar de la China, recoge el diario español La Vanguardia.

Gracias a la guía de su padre, que dijo haber visto a un mono en la pared que separa la casa de la jungla, el joven Rodzi puso mayor atención y fue cuando escuchó el timbre.

Cuando encontró el aparato, su papá bromeó con que de pronto el mono que se lo llevó había dejado alguna fotografía, lo que resultó ser el caso, y no solo eso, sino que el mono logró hacer un videoselfi en el que mostraba la cara y sus molares y colmillos dentro de una enorme boca abierta, publica el Diario Las Américas.

Este es el video que hizo el mono, que al parecer pretendía comérselo.

El teléfono móvil, un iPhone, fue hallado en el suelo, lleno de lodo y ramas.

Lo que para Rodzi representó un momento de frustración y rabia por pensar que le habían robado su teléfono, informa el portal Milenio, se convirtió en alegría y en una buena anécdota al hallarlo y ver las inesperadas imágenes.

La siguiente imagen muestra el estado en el que fue encontrado el teléfono móvil, después de haber sido manipulado por el travieso mono que, según el diario argentino Clarín, “se cansó de sacarse fotos”.

Facebook @zackrydzz
Facebook @zackrydzz