En las imágenes se ve cómo el Goyal se da cuenta de la presencia de los primates e intenta retroceder, pero es atacado por uno de ellos en la espalda. 

La agresión hace que el sujeto se caiga al suelo y allí es agredido por otro mono, que lo muerde en una pierna. 

Goyal logra levantarse y huye del lugar, mientras la manada de primates lo persiguen por unos metros. 

Un vecino del sector del lugar se percata del incidente, sale con una escoba de su casa y espanta a los monos. 

De acuerdo con el Daily Mail, el hombre sufrió rasguños y mordiscos en varias partes del cuerpo.

 Actualmente, Goyal recibe inyecciones contra la rabia para prevenir cualquier infección, agregó el medio inglés.