Los delincuentes alcanzaron a escapar antes de que llegaran las autoridades, las cuales, luego de una investigación, allanaron un apartamento que colinda con el de las víctimas, informó La Unión.

En esa vivienda se encontraron todos los elementos que le hurtaron a la familia, señaló el diario argentino y añadió que, en otro apartamento, la policía capturó a un joven de 24 años que resultó sospechoso de participar en el asalto.

Las autoridades indicaron que ese joven, que cumplía prisión domiciliaria por otro delito, les habría facilitado las llaves del edificio donde vive a los delincuentes que robaron a la familia, reportó el Clarín.

A pesar de esa sospecha, un juez dejó libre al joven al considerar que no había pruebas suficientes de que él facilitó el asalto, indicó el portal.

El sospechoso volvió a su casa a seguir cumpliendo el arresto domiciliario y, por temor, las víctimas (una pareja de esposos y sus dos hijos) decidieron mudarse, concluyó el medio.