El adolescente gastó 1,6 millones de rupias (unos 77,5 millones de pesos) para comprar munición y artillería virtual en el videojuego PlayerUnknown’s Battlegrounds (o PUBG), informó The Indian Express.

El joven, que solía hacer las transferencias desde el celular de su madre, también usó el dinero para mejorar el equipamiento de otros usuarios que jugaban en su equipo, indicó el periódico.

Para evitar que sus padres se dieran cuenta de que en realidad usaba el dinero para jugar, el adolescente eliminaba los mensajes que los bancos enviaban sobre las transacciones, agregó el mismo medio.

El papá del joven —que prefirió no revelar su identidad— indicó que la mayor parte del dinero se esfumó en solo un mes y que él descubrió todo únicamente cuando le llegaron los extractos de los bancos, reportó The Indian Express.

Gracias a eso, el hombre también se dio cuenta de que su hijo transfería dinero de una cuenta a otra para evitar saldos en cero, y que él y su esposa habían perdido los ahorros de su vida, señaló el diario indio.

Esos ahorros serían para cubrir los estudios del joven y algunos gastos médicos del padre, informaron ambos medios y añadieron que ahora el adolescente recibe un ejemplar castigo.

De acuerdo con los periódicos, el papá obligó a su hijo a trabajar en un taller de reparación de ‘scooters’ para que se dé cuenta de “lo difícil que es ganar dinero”.