Un video muestra que el delincuente, residente en la ciudad china de Heyuan, se arrepintió de llevarse el dinero al percatarse de que a su víctima no le quedaba ni un centavo en la cuenta bancaria.

En las imágenes, captadas por una cámara de seguridad, también se observa que el ladrón le sonrió a la mujer antes de marcharse.

A pesar de su inesperado acto de bondad, la policía lo detuvo después de ese intento de robo, informó Shanghaiist.

Estas son las imágenes.