El joven, que iba acompañado de 2 amigos, no encontró parqueaderos cerca del lugar donde se llevaría a cabo el evento, así que dejó su vehículo, un Vauxhall Corsa, en una calle al azar y luego tomó un taxi, a 10 minutos de su destino, informó Bristol Live.

Al día siguiente, Connor fue a buscar su carro, pero no lo encontró porque no recordaba dónde lo había dejado. El pasado 22 de septiembre, el joven tuvo que devolverse a Plymouth sin su auto para cumplir con su trabajo como practicante en una compañía eléctrica, indicó el portal.

Sally Jeffery, mamá de Connor, aseguró al medio que estaba “devastada y molesta” con su hijo por haber sido “tan irresponsable”. A pesar de su enfado, este fin de semana ella acompañó al joven a Bristol para buscar el carro. Aunque deambularon 8 horas por las calles de esa ciudad, no lo encontraron.

De acuerdo con Bristol Live, lo único que Connor recuerda del lugar donde parqueó es que “a la izquierda de la calle había un montón de arbustos y a la derecha había una hilera de casas”.

El joven, que adquirió el vehículo hace 2 años por 2.500 libras esterlinas (10’600.000 pesos), ahora está ofreciendo una recompensa de 100 libras esterlinas (427.000 pesos) a quien lo ayude a ubicar el carro, concluyó el mismo medio.