De acuerdo con el Daily Mail, Thind se automedicaba con viagra porque no había tenido problemas anteriormente.

Sin embargo, en esta ocasión tuvo que correr al hospital porque su erección no bajó y durante un mes sufrió fuertes dolores en su órgano reproductor.

El medio inglés indicó que los especialistas probaron varios métodos para aliviar su erección prolongada (enfermedad conocida como priapismo), pero ninguno fue efectivo.

La única solución para su problema fue una intervención quirúrgica, pero los resultados no fueron los esperados porque, según él, perdió el deseo sexual, indicó el informativo.

Agregó que los médicos “no sabían lo que estaban haciendo” y en la cirugía dañaron un nervio importante.

“Pasar de tener una vida sexual saludable a no tenerla es devastador y está afectando mis relaciones. Definitivamente no es fácil vivir con este oscuro secreto del que me siento tan avergonzado”, comentó al medio británico.

Para recuperarse, Thind necesita una operación costosa, por lo que decidió hacer una campaña en la plataforma GoFundme para conseguir dinero.