De acuerdo con el medio local 20 Minutos, el joven pidió bañarse en la piscina de la residencia luego de grabar las escenas. 

La principal hipótesis que manejan las autoridades es que el hombre sufrió un problema cardíaco, quedó inconsciente y se ahogó. 

Según el mismo medio, los dueños de la casa se dieron cuenta de lo sucedido cuando vieron al sujeto debajo del agua. Al sacarlo, se dieron cuenta que no respiraba y llamaron a la policía. 

La autopsia determinó que el joven, que trabajaba de camarero en el centro de Sevilla, no tenía signos de violencia. 

Sin embargo, el Instituto de Medicina Legal de Sevilla tendrá que confirmar en los próximos días las causas de la muerte, luego de practicarle pruebas toxicologicas.

Por ahora, no se han pronuncia los productores de la película al respecto.