En las imágenes, el arriesgado sujeto primero se graba a sí mismo por unos segundos, pero luego sube la cámara y es ahí es donde se ve al enorme animal.

El reptil está flotando en el agua y no le interesa en lo más mínimo que alguien esté nadando debajo de él. 

El arriesgado buceador vuelve a filmarse y hace un gesto de visto bueno con el dedo pulgar. 

Luego, Wylie vuelve a grabar al reptil, pero esta vez se acerca más a él y le enfoca la boca.  

En sus redes sociales, Wylie se describe como un deportista extremo y arriesgado. También dice que fue exsoldado del ejército estadounidense. 

A continuación, el video en el que el buceador nada junto a un caimán y arriesga su vida. La grabación se volvió viral y ya tiene más de 2 mil reproducciones en la red social: