Su novia lo encontró sin signos vitales en la habitación de su apartamento, ubicado en Hefei (China). En ese momento, el computador del hombre indicaba que él estaba haciendo una transmisión en vivo, informó Daily Mail citando medios locales.

El hombre, de apellido Sun, solía hacer esas transmisiones todas las noches. Según el diario británico, él tenía una especie de rueda de la fortuna con varios elementos marcados, de donde escogía qué comer. Entre esos elementos había ciempiés, lagartos de la especie gecko, gusanos, “vinagre, huevos, cerveza y baijiu, un licor claro destilado”.

El rotativo inglés indicó que la última transmisión en vivo de Sun (que tenía 15.000 seguidores) se registró el pasado jueves a las 7:53 de la noche.

El mismo medio señaló que “los videos en vivo han sido una tendencia dominante en China” y, gracias a estos, muchos jóvenes se han vuelto millonarios. Sin embargo, varios de ellos arriesgan sus vidas para aumentar seguidores y tener más dinero.